INICIO DEL BLOG

Aunque ya puedes hacer tus facturas en versión CFDI 4.0, aún hay algunos detalles que están pendientes. Conoce qué puedes hacer y qué le hace falta a la plataforma del SAT.

Con el periodo de convivencia de las plataformas 3.3 y 4.0 de facturación electrónica extendida hasta el 30 de junio, muchos usuarios se sienten cómodos usando la versión anterior y no han explorado la nueva forma de facturar.

Esto responde a que, desde que la plataforma salió, los contribuyentes notaron que hay cosas que aún están pendientes. Pero, de acuerdo con Carlos Gutiérrez,

integrante de la comisión fiscal de zona centro del IMCP, también es consecuencia de la falta de familiarización y entendimiento de la nueva versión que, en sus palabras es más robusta y más fácil de usar para cualquier persona que no tenga conocimientos de contabilidad.

Esto es, en buena parte, porque la integración de nuevos catálogos y claves de productos o servicios hacen que la misma plataforma te haga recomendaciones sobre el gravamen que debes integrar.

Por ejemplo, un vendedor de aguacate no debe cobrar Impuesto sobre el Valor

Añadido (IVA) y al momento de hacer una factura, debe de poner la clave 50401700. Automáticamente, la plataforma y la CFDI 4.0 no cargará el IVA. Sin embargo, un restaurante que incluye ese aguacate en sus alimentos preparados, deberá de poner la clave 90101501 en su factura para que se calcule el IVA.

Esto vuelve a la plataforma más sencilla de usar, es cierto, pero a la vez más complicada por lo específico que debe de ser tu forma de facturar. Lo mismo sucede en el mismo ejemplo del aguacate si, de pronto, lo vendes por pieza y no por kilo, pues la clave de unidad de medida es diferente (H87 para piezas y KGM por kilogramo).

Al ser tan específica, te ayudará a calcular y pagar tus impuestos de forma más rápida y fácil. Sin embargo, también puede causarte algunos problemas pues, si facturas incorrectamente, es decir, si vendes por pieza pero pones la clave de kilogramo, estás sujeto a que, en caso de una auditoría de la autoridad fiscal, anulen la validez de esas facturas y tengas que pagar impuestos por todas las facturas mal hechas y/o tengas una sanción administrativa.

Por otro lado, las personas que cobran por servicios profesionales están, hasta el momento, imposibilitadas para emitir Notas de Crédito, que sirven para hacer descuentos a tus clientes, ya sea por una devolución o algún acuerdo previo, lo que significa que, si vas a cobrar menos por un servicio ya facturado, deberás de cancelar tu factura previa con la clave 01 (Comprobantes emitidos con errores con relación) y volver a emitir la factura por el monto actualizado, integrando el código fiscal de la factura a cancelar para así, evitar la doble tributación.

Además, deberás de recordar el uso de las opciones de Método de Pago pues una factura PUE (Pago en Una Exhibición) que cobras en el siguiente mes, podría causar que pagues dobles impuestos.

La solución para todos estos detalles que pueden estar atorando tu uso de la plataforma y la CFDI 4.0 es la experimentación. Acércate a la plataforma y explora todo lo que puedes hacer, asegúrate de estar usando las claves correctas, lo más cercano a tu producto o servicio que puedas acercarte y lee las actualizaciones que el SAT tiene para ti.

Recuerda que siempre es bueno tener un contador de confianza a la mano que pueda ayudarte a resolver dudas y te enseñe a usar la plataforma de tu elección, ya que de esa forma tu contabilidad será correcta y evitarás problemas en el futuro.

Áreas que puedes automatizar dentro de tu empresa

Aligera la carga de tu equipo y automatiza procesos en algunas de las áreas operativas de tu empresa.  Todos los dueños de empresa quieren ver …

prepara tu cierre fiscal y empieza a explorar tu estrategia contable

Prepara tu cierre fiscal

Aunque la declaración anual para las empresas es hasta marzo, es buen momento para preparar tu cierre fiscal y adelantes para disfrutar del fin de …