INICIO DEL BLOG

Tener proyecciones financieras de tu operación será tu herramienta básica para planear tu crecimiento. 

Analizar los números de tu empresa te ayudará a planear tu futuro, ya que son una transcripción fidedigna de tu operación y contienen la llave de una estrategia de expansión: el financiamiento. 

Conocerlos no solo te permiten encontrar posibles ahorros, áreas de crecimiento y de inversión, sino que podrás usarlos para crear tu estrategia a mediano y largo plazos. En esta nota te contamos las ventajas de mantener tu contabilidad al día, pero el siguiente nivel al que debes aspirar es usar esa contabilidad a tu favor. 

Entonces, ¿cómo puedes usar tus proyecciones financieras para crecer? Aquí te dejamos algunas ideas:

  1. Ten listo tu estado financiero. Asegúrate de que estén tus ingresos y egresos desde el primer día de tu operación; sepáralo por año pero mantén un documento con un compilado de todos los años de trabajo. 
  2. Analiza tus ingresos pasados. Usa gráficos que te permitan entender tu crecimiento, revisa los meses de picos de ventas, los gastos fijos y variables que puedan darte una idea de cómo se ha comportado tu empresa a lo largo de toda tu operación. 
  3. Crea proyecciones financieras. Una vez que entiendes el comportamiento de tu empresa, podrás futurear e imaginarte los siguientes años de tu operación. Toma en cuenta a clientes actuales y a los prospectos, deja un presupuesto para imprevistos y calcula cuánto dinero necesitarás para crecer. 
  4. Haz un plan de crecimiento. Es el momento de tomar decisiones concretas, como crecer un área de tu operación que se comporta mejor que otras o abrir sucursales en otro estado, la idea es que tengas claro cuánto te costará ese crecimiento. 
  5. Busca el financiamiento para lograrlo. Ya sea que tu operación soporte que reinviertas en el crecimiento o que busques opciones en la banca tradicional y no tradicional, asegúrate de tener esa cifra mágica, incluyendo los intereses que pagarás, todos tus papeles en orden y un buen discurso para convencer a la institución que te prestará. 

Recuerda que sí existe la deuda sana, esa que se adquiere con el objetivo de crecer. No tengas miedo de apalancar tu operación para expandirte, lo único que necesitas es una proyección financiera estudiada y lo más cercana a la realidad posible. 



Áreas que puedes automatizar dentro de tu empresa

Aligera la carga de tu equipo y automatiza procesos en algunas de las áreas operativas de tu empresa.  Todos los dueños de empresa quieren ver …

prepara tu cierre fiscal y empieza a explorar tu estrategia contable

Prepara tu cierre fiscal

Aunque la declaración anual para las empresas es hasta marzo, es buen momento para preparar tu cierre fiscal y adelantes para disfrutar del fin de …